Entradas

,

7 errores de las PYMES en las redes sociales

Según el observatorio sobre el uso de las redes sociales de las PYMES españolas, elaborado en el mes de febrero por la Fundación Banesto, el 55,3% de las pequeñas y medianas empresas españolas tiene presencia en alguna red social. Leer más

,

Volkswagen también se equivoca

La marca alemana Volkswagen lleva varios días sorprendiéndonos por haber exprimido el potencial de internet en dos acciones realmente buenas.

La primera, gracias a Google y a lo que ellos denominaron “SEA” (Search Engine Ad) que utilizaron para formar un anuncio en los resultados orgánicos del buscador. En este vídeo podéis ver la explicación de cómo se hizo, una idea fantástica de la que se ha escrito mucho y en la que no quiero reincidir.

Posteriormente, aprovechando el potencial de youtube, nos proponían el primer vídeo que eliminaba el molesto aviso de “Puede omitir el anuncio en 5, 4…”

El vídeo no deja de ser una parodia que destacaba uno de los principales valores añadidos del New Beetle pero tiene su gracia.

Parece que los alemanes están on fire con sus campañas en la red, pero resulta que hoy entro en facebook y me encuentro con esta publicación patrocinada.

Anuncio en facebook del New Bettle

¿Nada raro? Una ayudita…

Anuncio en facebook del New Bettle

El primer error es evidente. Se han comido la A, y salvo que me digan que es una gracia del copy para resaltar alguna característica del coche, es un error gordo.

El segundo, menos evidente aunque sólo por el tamaño del mismo, da a entender que la capota tarda en subir y bajar la friolera de 9,5 minutos ¡No es poco eh! Vamos, yo no presumiría de ello… claro que, si lo que se quiere decir es que son 9,5 segundos, debería decirse 9,5″.

Lo peor para la marca es que no he sido el único en darme cuenta del asunto y muchos de los comentarios en su publicación de facebook iban a hacer sangre por el error.

Un error humano, al fin y al cabo, que no tapa el gran trabajo en marketing online que están haciendo en Volkswagen.

Por eso, cuando estos perfeccionistas alemanes fallan, uno se alegra por decir: “también se equivocan, también son humanos”