Resumen de 3 años en El Pangolín

Hoy os dejamos este pequeño Resumen de 3 años en El Pangolín. Madre… parece que fue ayer y ya llevamos 3 añitos con vosotros.

Hemos realizado este breve timeline en el que explicamos algunos de los puntos más destacados de nuestro recorrido, con especial hincapié en aquellos que nos han hecho cambiar nuestra manera de trabajar (y de vivir) y también, escrito unas breves lecciones que aprendimos de lo vivido.

ALGUNAS LECCIONES APRENDIDAS EN 3 AÑOS COMO EMPRESARIO, EMPRENDEDOR, AUTÓNOMO

Es imprescindible especializarte

Por mucho que nos empeñemos, no somos capaces de competir en todas los terrenos. Ni somos capaces ni es bueno para el propio negocio. Dejemos que cada uno se dedique a lo suyo, colaboremos entre todos y obtengamos lo mejor de cada uno.

No hay que tener miedo a subcontratar partes del trabajo a las que sabes que no llegarás o crees que no darás el resultado óptimo, intentar abarcarlo todo sólo te hará perder posibles futuros y actuales clientes.

Se puede ser amigo de los clientes

Sí, se puede, no pasa de nada. Y de los proveedores, se puede, tampoco pasa nada. Es evidente que con los amigos nos tomamos unas licencias (por ambas partes) que no nos tomaríamos con clientes con menor relación en cuanto a precios, plazos… el problema viene cuando la amistad se convierte en una excusa para dejar de ser profesional. Eso sí que no se puede.

Desde aquí mi pequeño recuerdo a mi primer amigo-cliente al que siempre recordaré.

El famoso boca a boca

Eres bueno? Enhorabuena, el boca a boca (el real, el de toda la vida y el “nuevo”, el de las redes sociales) te ayudarán a crecer rápidamente.

No eres bueno? El efecto se multiplicará por 5.

Desconectar, tan difícil como necesario

La desconexión cuando uno es autónomo es casi imposible. Cuesta mucho apagar el móvil los fines de semana, o al acabar la jornada a las 20.00 21.00 22.00… mil horas después de empezar la misma.

Normalmente no lo haces pensando en darle el mejor servicio posible al cliente pero rápidamente te darás cuenta de que ese supuesto mejor servicio empeorará por no poder a estar a pleno rendimiento durante los momentos importantes.

Despejar la mente, relajarte, descansar y alejarte del trabajo es imprescindible para retomar las nuevas jornadas con ganas y fuerzas renovadas.

1 comentario
  1. eladio
    eladio Dice:

    Me alegra mucho ver que habéis llegado a los 3 años y haciendo cosas tan chulas. Os seguiré desde la distancia los próximos 3. Suerte! Eladio

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *