5 razones por las que no usar publicidad en display

Después de leer este artículo en PuroMarketing, nos hemos planteado los aspectos negativos que, a nuestro juicio, tiene este formato publicitario.

Existen varios tipos de display, aunque fundamentalmente los dividiremos en los que se basan en el CPM y los que se basan en el CPC.

Si es de los primeros, tendremos un anuncio en pantalla a la hora de acceder a una página en concreto que, normalmente, nos dará la opción de saltar la publicidad. Además,  tienen una duración determinada y desaparecen de pantalla al cabo de unos 4 o 5″ (que cada uno los considere tan valiosos como crea). Pueden tener enlace al anunciante o no.

En los que se basan en campaña de CPC, lo prioritario es que el usuario visite la web del anunciante. Para ello, el anuncio puede permanecer fijo en pantalla hasta que hagas click en el botón de cerrar, considerando como un banner a su web el resto de la pantalla.

Son estos últimos los que más razones nos brindan para no usarlos. Estas son las 5 principales:

1. No siempre son visibles.

Dependiendo del navegador, de la configuración del antivirus o de pluggins instalados por los usuarios, es posible que el anuncio sea bloqueado.

2. Precio

Por su posición privilegiada, este formato tiene un precio superior al de otro tipo de banners, menos visible pero, quizás, más eficaces.

3. Adaptación a tabletas y móviles.

¿Has probado a cerrar un anuncio en una tableta o en un móvil? Es casi imposible acertar en el reducido espacio que dejan para ello. Y si intentas hacer zoom para no fallar… pinchas en el anuncio.

4. Los “clicks” no son todo.

Aunque tu campaña se base en el CPM y, al hilo de la razón anterior, ¿qué porcentaje de tus clicks no son intencionados? ¿Te has parado a revisar cuánto tiempo permanecen en tu web una vez que acceden?

5. Odio hacia la publicidad.

Se le está pidiendo al usuario que interactúe con el anuncio, pero con solo dos opciones: cerrarlo o visitar al anunciante. Además, la opción para cerrar es minúscula por lo que, prácticamente, se reta al usuario a que intente acertar en ese reducido espacio si no quiere ver la publicidad. Y eso es algo incomprensible, ¿qué reacción esperamos de un usuario que ha pinchado en nuestro enlace sin querer? Seguramente, su primer pensamiento sea acordarse de nuestra empresa en un sentido negativo…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *